Entre finales de 1800 e inicios de la Segunda Guerra Mundial las colonias italianas en África fueron objeto de numerosos estudios debido a las exploraciones científicas en el territorio, no sólo en el aspecto geográfico y naturalístico, sino también para una correcta utilización de sus recursos.

Las investigaciones en el campo botánico fueron dirigidas por algunos de los más célebres estudiosos de la época y examinaron tanto los territorios de África septentrional (Vaccari, Béguinot, Cavara, Maugini, Pampanini y muchos otros) como aquellos de África oriental (Beccari, Pirotta, etc.).

De gran relevancia fue la actividad de las diversas instituciones científicas, como el Jardín Colonial de la Universidad de Palermo, en el estudio de la aclimatación de las plantas exóticas, y el Herbario Colonial de Florencia, en la organización de las recolecciones y de los viajes de exploración.

En este contexto aparece la obra de Emilio Chiovenda, que fue cuidador del Herbario Colonial antes de partir para Catania, donde permanecerá como director del Instituto de 1926 a 1929.

Aquí continuó su investigación sobre la flora de las colonias, como testimonian algunas publicaciones de este periodo y la presencia de un Herbario de la Colonia Eritrea, custodiado todavía hoy por nuestro Departamento.


Página inicial   Qué es un Herbario   La evolución histórica de los herbarios   Cómo se prepara un herbario   El Herbario del Departamento de Botánica