CÓMO SE PREPARA UN HERBARIO

LA DESECACIÓN

Para conservar durante mucho tiempo las plantas, lo que se busca normalmente, se suelen secar en una prensa.

Es oportuno colocar las muestras en medio de una hoja de papel secante, de alta absorbencia (no son óptimos los papeles satinados ni brillantes). Para realizar la disposición de la planta sobre el papel es necesario extender y separar bien las hojas y las flores para evitar que al secarse queden pegadas o unas encima de otras. Si los frutos tienden a despegarse o a expulsar las semillas será conveniente conservarlos en una bolsita que se adjuntará con el pliego del herbario. Las partes de la planta más voluminosas (capítulos, rizomas, etc.) deben ser seccionadas por la mitad longitudinalmente.

Las plantas dispuestas entre las hojas de un periódico suelen estar recogidas en paquetes no muy voluminosos, oprimidos por dos robustos cartones sujetados por una cincha y colocados dentro de un secador, para que sea más veloz y eficaz el proceso; si se carece de este método también se pueden dejar al aire libre teniendo cuidado de cambiar los periódicos de vez en cuando para que no se saturen de humedad.

El secador puede incluso ser un una cámara con madera en su interior, continuamente encendida, de la que se desprende un adecuado calor; en ausencia de esto el mejor secador es ............ ¡el Sol!

Algunas plantas presentan particulares problemas de secado. Por ejemplo, las plantas provistas de hojas aciculares (coníferas y ericáceas) deben pasar un tiempo (1-2 días) inmersas, todavía frescas, en glicerina, para evitar que pierdan las hojas.

Otra plantas, como las orquídeas, al secarse pueden perder completamente el color original volviéndose negruzcas. Para evitar esto y conservar el color pueden ser vaporizadas con vapor de azufre o pueden enterrarse en arena silícea por algunos días.

Las plantas suculentas necesitan mucho tiempo para secarse, será oportuno, por tanto, acelerar el proceso sumergiéndolas en agua hirviendo por algunos minutos o "planchándolas" con hierro bien caliente, después de haberlas metido entre dos hojas de papel absorbente.

Página siguiente


Página inicial   Qué es un Herbario   La evolución histórica de los herbarios    Cómo se prepara un herbario   El Herbario del Departamento de Botánica