Inicio - Índice - Primera - Anterior - Siguiente - Última
Ejemplo de convergencia evolutiva en cuanto a la morfología en las plantas suculentas; de izquierda a derecha: Senecio stapeliaeformis (fam. Compositae), Cereus peruvianus (fam. Cactaceae) y Euphorbia candelabrum (fam. Euphorbiaceae)


La aparente uniformidad de aspecto que se observa en las plantas suculentas pertenecientes a familias sistemáticamente muy lejanas, es el resultado de una adaptación convergente al ambiente extremadamente árido en el que habitan; esto ha provocado la adquisición de estructuras particulares como el parénquima, rico en mucílagos capaces de almacenar una gran cantidad de agua, la epidermis formada por varias capas y cutinizada, la transformación de las hojas en espinas, la presencia de tallo fotosintético, el desarrollo en formas esféricas con el fin de limitar la superficie transpirante, y algunas más.