Página inicial   Página anterior   Página siguiente   Índice  

LA PALMERA DEL RATTAN

Calamus sp. (Jardines de Kew. Foto P. Pavone)

Calamus rotang L.

Etimología - El término genérico deriva del griego calamos = caña, refiriéndose al delgado tallo similar a la caña de bambú. El término específico es el nombre indígena usado para indicar el material que se obtiene del tallo (rattan).

Área de origen - Asia suroriental

Descripción botánica - Palmera trepadora con tallo delgado, de diámetro variable, de pocos milímetros a algunos centímetros, flexible y más o menos espinoso. Las hojas son pinnadas, alternas a intervalos regulares a lo largo del tallo, largas unos 60-80 cm, formadas por segmentos linear-lanceolados, de 15-30 cm, provistos de dos filas de espinas en la cara superior. La vaina y el fino pecíolo están armados de espinas blancuzcas que funcionan como órganos de sostén y anclaje. Las flores, unisexuales sobre plantas dioicas, están reunidas en vistosas inflorescencias ramificadas y envueltas por una espata espinosa. En otras especies (ej. Calamus ciliaris) algunas inflorescencias son estériles y forman una suerte de fustas espinosas con las que la planta fácilmente se engancha a los árboles vecinos. Los frutos son redondeados y están recubiertos enteramente por escamas de color marrón rojizo, lúcido.

Usos - Los tallos finos y cilíndricos, oportunamente trabajados, constituyen el rattan, un material preciado y costoso, muy estimado en la fabricación de muebles, bastones, paraguas y para trabajos artesanales. Productos similares son, todavía, frecuentemente realizados con tallos de otras numerosas plantas, sobre todo Graminaceae (fundamentalmente el bambú), Juncaceae (juncos) o, incluso, con ramas jóvenes y delgadas de Salix (mimbre).