Página inicial   Página anterior   Página siguiente   Índice  

EL PALMITO

Chamaerops humilis L. (Jardín Botánico de Catania. Foto P. Minissale)

Chamaerops humilis L.

Etimología - El término genérico deriva del griego chamai = por tierra, al suelo y rops = vástago, matorral, y alude al porte de la planta, al que también se refiere el término específico, de origen latino.

Área de origen - Región mediterránea.

Descripción botánica - Planta de aspecto cespitoso, acaule o con tallos múltiples, que puede alcanzar los 2 m de altura, a veces hasta 6-8 m si es cultivado, cubierto por fibras y restos de pecíolos foliares. Las hojas, con forma de abanico, son persistentes, rígidas y derechas, con largos y delgados pecíolos cargados con espinas laterales y la lámina dividida en 16-20 segmentos puntiagudos. Las flores, unisexuales o hermafroditas, son pequeñas, amarillas y forman panículas que se originan entre los pecíolos foliares, envueltas por una espata bivalva. Los frutos son carnosos, ovoides, de color amarillo rojizo, de 2-3 cm, y no son comestibles.

Usos - En todos los países del Mediterráneo occidental, donde crece de manera espontánea, las hojas del palmito se utilizan para trabajos artesanales de varios tipos.

La yema apical se utiliza en la alimentación como col de palma, sobre todo en los países del norte de África, pero también en Sicilia.